Si juegas con fuego te acabas quemando

¿A quién no le han dicho alguna vez estas palabras? Pues bien, estos jóvenes por lo visto no lo saben… Tras una larga noche de borrachera la fiesta casi acaba en tragedia. Por suerte todo quedó en un susto.