Jugando al golf desde un árbol

El golfista español Sergio García dejó un golpe para la historia. Todo ocurrió en el torneo de Arnold Palmer, cuando el castellonense tuvo que trepar un árbol para golpear su bola. Consiguió salvar la situación y siguió jugando.